Las jóvenes y los jóvenes de la generación 2017 de Pedagogía en Educación básica con especialización, fueron acompañados por parte de los académicos de la carrera incluida la directora Patricia Castillo y la anterior jefe de Carrera Sixtina Pinochet, como también junto a sus familiares y amigos.

El viernes 30 de abril a las 18hrs se inició la ceremonia de investidura y cierre de ciclo de la generación 2017 de PEBE quienes defendieron sus seminarios de investigación pedagógica durante el mes de enero del presente año. En esta ocasión el protocolo cambio debido a la pandemia y los egresados y egresadas asistieron al evento mediante una reunión por zoom.

Sin embargo, no influyo de mala forma en los participantes, ya que, la ceremonia desde principio a fin estuvo llena de emociones y experiencias de servicio. Antes esta actividad era muy íntima y participaban solo los profesores que tuvieron que ver en el proceso formativo de los alumnos, pero gracias a la nueva metodología las familias también participaron, lo cual fue acogedor.

Sixtina Pinochet, destacó lo complejo que fueron estos últimos tres semestres ubicándonos en el contexto actual de crisis, debido a que al comienzo de la pandemia no se sabía muy bien como serían las clases virtuales, además no se puede negar que el contacto humano es necesario para los procesos educativos, “porque si un estudiante no genera un vínculo contigo, él no va a aprender nada de lo que le enseñes…tener un estudiante en la pantalla y que la apague, no saber cómo es su realidad, no saber qué está pasando, es complejo” mencionó Kevin Lara, egresado de PEBE.

Sin embargo, a pesar de las dificultades “la generación 2017 enfrento toda adversidad sacando creatividad que desconocían, dejaron evidencia el potencial de adaptación que tienen cuando hay algo superior de por medio “la educación de niños y niñas” “enfatizó la académica Sixtina Pinochet.

Este año las familias fueron las encargadas de realizar la investidura, los egresados se levantaban al escuchar su nombre y recibían las piochas distintivas que marcan el cierre de un ciclo y el comienzo de una nueva experiencia profesional. Egresa una nueva generación de profesores, con ganas de ser agentes de cambio, respetando los valores de sus mentores y el esfuerzo de sus seres queridos. Responsables de la relevancia de la educación como un motor que permite aportar a la construcción de una sociedad mejor.

Share This